Seleccionar página

Formación en Crianza Respetuosa

  • Introducción
  • Módulo 1. Las etapas en el proceso evolutivo y sus distintas necesidades

    Comenzaremos por revisar lo que podemos o no esperar de un niño según su momento madurativo. Por ejemplo que los niños a esas edades son básicamente emocionales (no han desarrollado el habla ni la infraestructura cerebral para percibir, gestionar o expresar las experiencias de un modo más racional); no tienen la experiencia necesaria ni la relación espacio temporal, están aquí y ahora, pasan de una emoción a otra (rabia intensa a la euforia) de un segundo a otro; son psico-corporales, toda emoción la manifiestan con el cuerpo (descargar golpes, lanzar objetos, morder, etc.). Esta sesión la dedicaremos a repasar el paisaje de la primera infancia y preescolar, de acuerdo con las necesidades del grupo conformado.

  • Módulo 2. Modelos de crianza. Comunicación activa. Límites y Disciplina no punitiva

    La educación respetuosa o #democrática supone elevar la consciencia del ser humano, no robotizar o condicionar a través de métodos de entrenamiento canino. Y esto toma tiempo, exige paciencia, revisión personal y compromiso emocional. Educar sin violencia, orientados por valores democráticos, entraña rescatar y robustecer nuestros propios recursos emocionales tales como la empatía, el altruismo, la confianza en los niños, en su capacidad intacta de amar y ser bondadosos, en su capacidad de alcanzar los hitos madurativos biológicos, psicológicos y sociales, oportunamente, cada uno a su propio ritmo no al ritmo que les imponemos desde nuestra impaciencia. Practicar la auto observación es fundamental para que nuestro propósito de Educar a seres humanos conscientes en lugar de condicionar usando el miedo mediante gritos, amenazas, o usando chantajes como castigos, premios y recompensas, resulte sostenible. Paso a paso veremos esta historia y nuestras estrategias, en esta segunda lección.

  • Módulo 3. Autorregulación y Apego seguro

    Criar sin violencia no significa únicamente proscribir golpes, gritos, castigos y amenazas. También significa respetar el ritmo evolutivo individual de cada niño, preservándolo de la presión social y sus ritmos inyectados desde afuera, que nada tienen que ver con las genuinas necesidades de desarrollo de los pequeños. Si desde niños somos forzados a divorciarnos de nuestros ritmos naturales y a desoír nuestro cuerpo, el resultado será la pérdida de conexión con la propia sabiduría e intuición. Confiemos en los niños, ellos aún están en conexión con aquello que les encaja. Es verdad que nadie nos ha enseñado a hacerlo, ni tenemos referentes desde nuestras propias infancias. Entonces nos corresponde aprender a confiar en la capacidad de autorregulación de las criaturas. Es uno de los mayores #desafiosdelacrianza. Todo llega a su tiempo. Relajarse, observar, acompañar y confiar es la consigna que seguiremos a lo largo de esta sesión, y veremos momentos puntuales junto a algunas estrategias y principios de la crianza respetuosa.

  • Módulo 4. Crianza. Violencia sutiles y concretas: registrar prevenir sanar

    En esta sesión ofreceremos herramientas y muchas oportunidades de reflexión para encaminarnos hacia una crianza en #culturadepaz que nos permita echar al mundo seres humanos competentes para relacionarse desde la no violencia, de autorregularse, de reconocer y de respetar los límites connaturales de la convivencia, seres humanos emocionalmente saludables, con autoestima, creativos, con criterio para tomar decisiones inteligentes, personas capaces de mantenerse en eje con su sí mismo.

  • Módulo 5. Autocuidado del cuidador

    Hacernos responsables de nuestras propias emociones, sea cual sea la razón que las provoque, y dedicar tiempo y atención a la higiene emocional y mental, son condiciones necesarias para liberarlas adecuadamente sin dañar a otros ni a nosotros mismos. En esta 5ta sesión, un cierre especial dirigido en exclusiva al Taller de Crianza Respetuosa, veremos ejercicios sencillos para soltar tensión acumulada durante nuestra vida diaria y favorecer las condiciones de salud mental para acompañar a nuestros hijos previniendo reacciones violentas.

  • Cierre

    Gracias por haber estado aquí.

This content is protected, please login and enroll course to view this content!

Enviar comentario